Uncategorized

articulo_Casa Escuela taller 12+1 maria langarita

¿Es posible vivir y aprender la arquitectura desde el lugar donde se enseña, haciendo que este aprendizaje se haga desde la propia experiencia?

El proyecto de la Casa-Escuela 12+1 para María Langarita se plantea como un aporte de la arquitectura al mundo de la enseñanza y viceversa.

Se pretende aportar soluciones al problema que surge en el momento que un estudiante da el paso desde su formación académica hacia su incorporación en el mundo laboral.

El presente trabajo, surge a raíz de haber detectado un conflicto entre el ámbito laboral y educacional de los estudiantes y profesionales de la arquitectura.

Si tenemos en cuenta la situación actual de la Arquitectura en España:

-Actualmente existen 50.000 arquitectos colegiados + 15.000 o 20.000 no colegiados.

-En el curso actual se matricularon 27.610 alumnos en todas las Escuelas de Arquitectura

-El número total de estudiantes egresados en 2.012 fue de 2.782

-Solo el 24% de profesionales gana más de 1.000 Euros

-Con el nº de arquitectos multiplicado de 3.600 en 1.970 a 60.000 actuales. La educación superior generalizada ha aumentado la cifra de escuelas de arquitectura de 3 a 31 en 40 años. (datos CREARq 2013)

-El número de arquitectos por habitante en España es de 1.25, cuando la media europea es de 0.9

-El 91% de los estudiantes de arquitectura consideran insostenible el actual contexto de Escuelas de Arquitectura en España

-Los nuevos proyectistas no solo no heredan ya la profesión de sus padres sino que, además, provienen de estratos sociales diversos y tras años de formación necesitan ganar dinero. Así, no se pueden permitir trabajar de aprendices durante años.

“Los arquitectos siguen siendo percibidos como un grupo que se mueve por interés propio económico o creativo”..Periódico El País (24 Febr. 2014)

Urge redefinir el oficio.

EncuestaEstudiantesREARQ2012_Page_23 EncuestaEstudiantesREARQ2012_Page_24

La gran mayoría de estudiantes recién titulados en arquitectura tienen problemas a la hora de iniciarse en el mundo profesional. Si bien esto puede ser consecuencia de diversas causas entre otras la actual crisis inmobiliaria y económica en que nos encontramos inmersos, existen varios problemas añadidos que este trabajo pretende ayudar a solucionar.

Tras recopilar y analizar datos acerca de la formación de arquitectura y su entorno laboral, en diversos medios y bibliografía, se observa que el modelo actual de formación en arquitectura parece estar obsoleto o al menos parece no funcionar.

Después del estudio bibliográfico con respecto al campo de la educación y las Escuelas de arquitectura y su evolución, se ha detectado que la enseñanza de la arquitectura actual se ha despersonalizado (debido principalmente a la

masificación de las universidades, a la implantación de diversos planes de estudio que por la experiencia en resultados obtenidos no han funcionado, al menos para conseguir el objetivo final de cualquier estudiante, que es incorporarse al mundo laboral-profesional).

EncuestaEstudiantesREARQ2012_Page_29 EncuestaEstudiantesREARQ2012_Page_33

El objeto de este trabajo de investigación es generar un prototipo arquitectónico innovador que aúne todos los requisitos necesarios para establecer un entorno idóneo para el aprendizaje y desarrollo de la arquitectura por un equipo de nuevos arquitectos y un profesor.

Se pretende enlazar el ámbito educacional y laboral, introduciendo factores formales de diseño arquitectónico extraídos del estudio realizado dentro del entorno profesional de la arquitectura y que aportan los parámetros requeridos para ello.

El propósito perseguido es desarrollar la “arquitectura” educativa del porvenir, y esto requiere una nueva forma de enseñar, con estudiantes que vayan más allá de la especialización académica, para lo que esta Escuela, ofrecerá el entorno de formación académica, laboral y social adecuado que permita desarrollar una plena conciencia social e intelectual que permita a estos nuevos arquitectos, en definitiva, crear.

De esto se desprende una nueva manera de entender el espacio dedicado a la enseñanza ya no como contenedor pasivo, sino como instrumento partícipe de la educación.

PLANOalzado2  PLANOseccion2

PLANO-Zonificacion

Existen referencias antecedentes de esta investigación, en ejemplos como la Bauhaus de Walter Gropius y sus posteriores desarrollos. Dentro del manifiesto autoría de Gropius se dejaban claros el objeto de esta Escuela:

“Arquitectos, escultores, pintores, todos nosotros debemos regresar al trabajo manual […] Establezcamos, por lo tanto, una nueva cofradía de artesanos, libres de esa arrogancia que divide a una clase de la otra y que busca erigir una barrera infranqueable entre los artesanos y los artistas. Anhelemos, concibamos y juntos construyamos el nuevo edificio del futuro, que dará cabida a todo -a la arquitectura, a la escultura y a la pintura- en una sola entidad y que se alzará al cielo desde las manos de un millón de artesanos, símbolo cristalino de una nueva fe que ya llega“.

Gropius, quería innovar en el campo artístico introduciendo la noción de arte en diferentes elementos de uso diario. Uno de los principios básicos de la escuela era formar un movimiento de artistas con plena conciencia social e intelectual, formar jóvenes artistas que no cayeran en lo típico. Perseguían la armonía entre arte e industria. Lograr una cultura del pueblo y para el pueblo era una meta en los movimientos culturales de la época que pretendían innovar.

En este trabajo se parte de un análisis de la actual situación de enseñanza de la arquitectura y del paso a su desarrollo profesional, para regenerar ese entorno, y a su vez establecer vínculos, actualmente apenas existentes entre la universidad y el mundo laboral.

render03b

Del estudio realizado, podemos obtener algunas conclusiones, como que “la forma sigue a la función”, siendo este principio ya establecido con la creación de la Bauhaus en 1.919.

De los datos obtenidos de las encuestas y entrevistas realizadas extraemos una base que nos permite diseñar un espacio para la el aprendizaje y el desarrollo profesional, un espacio donde predomina lo común, en un entorno natural pero conectado a un entorno

educativo como es la universidad, con unas formas geométricas simples y acogedoras, y con una materialidad que permite la permeabilidad con el entorno y con la luz natural, mediante el empleo de materiales como el vidrio, e incorporando nuevos materiales como el ETFE que aportan transparencia y eficiencia energética.

Se desarrolla esta Casa Escuela-taller, para unificar teoría, práctica y actividades artísticas, a la vez que se conviva dentro de un equipo multidisciplinar, favoreciendo el procomún entre sus habitantes, y eliminando así multitud de barreras externas materialistas que impiden una relación social libre de obstáculos.

1344350027-dsc-0975-528x353

No por tener el título de arquitectos, las personas que allí convivan realizarán únicamente arquitectura, por el contrario, se desarrollarán aquí todo tipo de ARTE. En este espacio, cada individuo, cada artista, se integrará mediante su esfuerzo y su trabajo en la obra colectiva.

El modelo diseñado incorpora en su diseño el claro objetivo de la colectividad y el trabajo colectivo. Existe una tendencia actual dentro de la gran mayoría de los entornos profesionales, incluido la arquitectura, a que los trabajos requieran cada vez más ser realizados en equipos multidisciplinares que den soluciones a diversos planteamientos.

 

Para resolver toda esta dinámica laboral, es necesario que los profesionales estén preparados tanto académicamente como socialmente para realizar trabajos en equipo como si de los engranajes de un motor se tratara. Aquí nada puede faltar ni fallar, para conseguir el objetivo perseguido.

El modelo que aquí se plantea, si bien no se encuentra totalmente cerrado en su diseño, si establece las premisa principal de que los espacios diseñados para conseguir una función común, deben ser focalizados y formalizados a lo común. Por tanto, en este entorno se han diseñado zonas comunes, espacios comunes, tanto de trabajo como de ocio y esparcimiento, reservando únicamente para la privacidad, los espacios de descanso y aseo. Este diseño sigue la premisa de partida de que la función sigue a la forma (form follows function).

En el contexto de las profesiones ligadas al proyecto, la forma sigue a la función, parece expresar un buen sentido. Es decir, para atender a las necesidades generales de la sociedad, el proyectista debe configurar la forma a partir de la función específica del objeto a ser producido o construido. En cierto modo, la visión funcionalista puede liberar la forma de una miopía proyectual, pero puede también, en un análisis más profundo, ser un principio de diseño problemático. Definir el significado preciso de la frase “la forma sigue a la función” abre un debate sobre la integridad del diseño que sigue siendo un importante debate.

Historial

Este artículo nace gracias al desarrollo del trabajo de investigación de la asignatura de proyectos 5 de la Universidad de Alicante.

 

El presente trabajo, surge a raíz de la problematica existente actualmente entre el ámbito laboral y educacional de los estudiantes y profesionales de la arquitectura.

Inicialmente se observa que la gran mayoría de estudiantes recién titulados en arquitectura tienen problemas a la hora de iniciarse en el mundo profesional. Si bien esto puede ser consecuencia de diversas causas entre otras la actual crisis inmobiliaria y económica en que nos encontramos inmersos, existen varios problemas añadidos que este trabajo pretende ayudar a solucionar.

Tras recopilar y analizar datos acerca de la formación de arquitectura y su entorno laboral, en diversos medios y bibliografía, se observa que el modelo actual de formación en arquitectura parece estar obsoleto o al menos parece no funcionar.

Después del estudio bibliográfico con respecto al campo de la educación y las Escuelas de arquitectura y su evolución, se ha detectado que la enseñanza de la arquitectura actual se ha despersonalizado (debido principalmente a la masificación de las universidades, a la implantación de diversos planes de estudio que por la experiencia en resultados obtenidos no han funcionado, al menos para conseguir el objetivo final de cualquier estudiante, que es incorporarse al mundo laboral-profesional).

 

El objeto de este trabajo de investigación es generar un prototipo arquitectónico innovador que aúne todos los requisitos necesarios para establecer un entorno idóneo para el aprendizaje y desarrollo de la arquitectura por un equipo de nuevos arquitectos y un profesor.

Se pretende enlazar el ámbito educacional y laboral, introduciendo factores formales de diseño arquitectónico extraídos del estudio realizado dentro del entorno profesional de la arquitectura y que aportan los parámetros requeridos para ello.

El propósito perseguido es desarrollar la “arquitectura” educativa del porvenir, y esto requiere una nueva forma de enseñar, con estudiantes que vayan más allá de la especialización académica, para lo que esta Escuela, ofrecerá el entorno de formación académica, laboral y social adecuado que permita desarrollar una plena conciencia social e intelectual que permita a estos nuevos arquitectos, en definitiva, crear.

De esto se desprende una nueva manera de entender el espacio dedicado a la enseñanza ya no como contenedor pasivo, sino como instrumento partícipe de la educación.

 

AbstractB

001Casa_2
¿Es posible vivir y aprender la arquitectura desde el lugar donde se enseña, haciendo que este aprendizaje se haga desde la propia experiencia?
El proyecto de la Casa-Escuela 12+1 para María Langarita se plantea como un aporte de la arquitectura al mundo de la enseñanza y viceversa.
Se pretende aportar soluciones al problema que surge en el momento que un estudiante da el paso desde su formación académica hacia su incorporación en el mundo laboral.
Es clara la tendencia actual, por ejemplo en el campo de la arquitectura, que jóvenes titulados se dirigen a estudios de arquitectura a realizar prácticas laborales sin apenas remuneración y sin el establecimiento de un vínculo de colaboración con ese trabajo de manera continuada. En ese momento, el arquitecto/os o equipo con el que colabora, en general no tiene reglado ningún tipo de conexión de enseñanza y también la mayoría de las veces, no están en un entorno de aprendizaje-trabajo adecuado.
Para la enseñanza dentro de un equipo, es fundamental la comunicación, el coworking, y la convivencia dentro del grupo.
Para ello, partiendo de la base de unos datos recogidos de bibliografía y a pie de campo (a través de una encuesta realizada entre alumnos y profesores de arquitectura, así como entre profesionales de este sector (arquitectos, ingenieros,etc..) Se obtienen unos parámetros fundamentales para redefinir el diseño de un espacio adecuado de enseñanza de la arquitectura (el entorno, la luz, los espacios, los usos, las conexiones, etc…)
Este trabajo surge a raíz de la barrera existente entre el mundo académico y laboral por falta de mecanismos o entornos físicos y culturales adecuados.
Con este proyecto se genera un nuevo entorno físico y cultural, aportando mejoras en la enseñanza y elaboración de la arquitectura a la vez de plantear una interconexión entre universidad y mundo laboral. Estableciendo un entorno adecuado para la formación, las relaciones sociales, el ocio y esparcimiento, el trabajo en equipo, etc..
El resultado de este trabajo es la generación de un prototipo arquitectónico diseñado para generar un entorno físico, social y cultural adecuado para la enseñanza y el desarrollo laboral de la arquitectura.

ABSTRACT

Este trabajo plantea hacer posible vivir y aprender la arquitectura desde el lugar donde se enseña, haciendo que este aprendizaje se haga desde la propia experiencia.
El proyecto de la Casa-Escuela Taller de María Langarita se plantea como un aporte de la arquitectura al mundo de la enseñanza y viceversa.
Se pretende aportar soluciones al problema que surge en el momento que un estudiante da el paso desde su formación académica hacia su incorporación en el mundo laboral.
Es clara la tendencia actual, por ejemplo en el campo de la arquitectura, que jóvenes titulados se dirigen a estudios de arquitectura a realizar prácticas laborales sin apenas remuneración y sin el establecimiento de un vínculo de colaboración con ese trabajo de manera continuada. En ese momento, el arquitecto/os o equipo con el que colabora, en general no tiene reglado ningún tipo de conexión de enseñanza y también la mayoría de las veces, no están en un entorno de aprendizaje-trabajo adecuado.
Para la enseñanza dentro de un equipo, es fundamental la comunicación, el coworking, y la convivencia dentro del grupo.
Para ello, partiendo de la base de unos datos recogidos de bibliografía y a pie de campo (a través de unas encuestas realizada entre alumnos y profesores de arquitectura, así como entre profesionales de este sector (arquitectos, ingenieros,etc..) Se obtienen unos parámetros fundamentales para redefinir el diseño de un espacio adecuado de enseñanza de la arquitectura.
Este trabajo surge a raíz de la barrera existente entre el mundo académico y laboral por falta de mecanismos o entornos físicos y culturales adecuados.
Con este proyecto se pretende generar un nuevo entorno físico y cultural, aportando mejoras en la enseñanza y elaboración de la arquitectura a la vez de plantear una interconexión entre universidad y mundo laboral. Estableciendo un entorno adecuado para la formación, las relaciones sociales, el ocio, el trabajo en equipo, etc..
El resultado de este trabajo es la generación de un prototipo arquitectónico diseñado para generar un entorno físico, social y cultural adecuado para la enseñanza y el desarrollo laboral de la arquitectura.
004Casa_2

0Casa_2

002Casa_2

001Casa_2

003Casa_2

UN GIRO A MI ENTORNO PROFESIONAL

UN GIRO A MI ENTORNO PROFESIONAL
Esta semana he decidido dar un giro a mi oferta para la casa de María Langarita. Hasta ahora, mi oferta consistía en una casa itinerante, una casa-taller-museo de arquitectura, con la que María podría alojarse a lo largo de las ciudades más importantes en las azoteas de sus edificios. En estos lugares, ella podría realizar sus aportes arquitectónicos, en cuanto a transmisión de conocimientos, exposición de sus trabajos, etc..
Después de valorar los pros y contras de esta propuesta, he decidido cambiarla. No se trata en este caso de un cambio radical en la oferta, puesto que considero que los requisitos iniciales que disponía en la anterior estaban bien escogidos. Pero corrigiendo las deficiencias anteriores de mi trabajo, esta vez he indagado más a fondo en el entorno profesional que creo que actualmente considero que interesa a María. Se trata del entorno profesional de la enseñanza de la arquitectura, y de ahí ha derivado mi nueva oferta.
La enseñanza es la unión de tres factores, profesores, alumnos y un entorno educativo que pone en contacto a docentes y alumnos.
Ya la antigua India, 2000 a.C. el maestro guru, instruía, iniciaba y guiaba al discípulo en su formación espiritual. Solo podían acceder a la docencia del guru los miembros de las tres clases superiores -los siervos o sudras así como los parias quedaban fuera-. El discípulo, sisya, debía reunir además de la condición social, unas cualidades físicas, mentales, morales y espirituales. Con la ceremonia del “Upunayana” iniciaba los estudios; simbolizaba el nacimiento espiritual del alumno, quien recibía de su guru un mantra o fórmula sagrada. Durante años buscará el conocimiento a través de la verdad que le transmitía el maestro, y se dedicará a la reflexión y a la meditación yóguica.
En Roma, la enseñanza se realizaba en las casas particulares, donde solo las familias de alto nivel traían a los maestros a enseñar y adoctrinar a sus hijos, pasando más adelante a formar parte de los foros.
Durante la Edad Media, la educación se hallaba bajo la tutela de la Iglesia.
La modernidad, implica una ruptura cuya raíz se halla en el cambio de cosmovisión : el proceso de secularización ha comenzado.
Con la modernidad llega la imprenta, la traducción de la biblia, la educación simultánea (en oposición al sistema “tutorial”)… y más tarde, tal vez a partir de Rousseau, se inicia la pedagogización de la infancia.
La escuela, tal como la entendemos actualmente, surge efectivamente a partir de la modernidad, proceso junto al cual se da el surgimiento de la infancia como categoría social.
La escuela, se transformará a partir de entonces, en un problema de estado.
Recuerdo como en alguna ocasión, mis abuelos, me contaban como antiguamente ellos recibían enseñanza en su propia casa, donde el maestro local acudía como si de un médico que va a ver a sus pacientes se tratara. De esto y de otras ideas acerca de la enseñanza surgió mi idea de oferta de casa para María Langarita.
En esta ocasión he decidido investigar acerca del mundo de la enseñanza (su origen y evolución) y de su relación con la arquitectura, llegando a la conclusión de que en la enseñanza de la arquitectura es importante el espacio en el que esta enseñanza se desarrolle. Un lugar adecuado facilitará su aprendizaje.
La mejor forma de enseñar arquitectura es desde la arquitectura. Y es aquí donde comienza mi oferta y mi trabajo en la casa-escuela para María Langarita.
Buscando referencias, enseguida sale a la palestra la Bauhaus, de Walter Gropius y sus colaboradores. Esta escuela creada en un principio para el desarrollo del diseño industrial y las artes gráficas, posteriormente sentó las bases y los fundamentos académicos sobre los cuales se basaría en gran medida una de las tendencias más predominantes de la arquitectura moderna.
Desde el punto de vista del diseño, y siguiendo los principios que instauró la Bauhaus, “la forma sigue a la función” he proyectado una casa –escuela con diferentes volúmenes y zonas atendiendo a sus funciones para la que han sido concebidos.
La idea básicamente, consiste en una casa-escuela y taller de “arquitectura”, donde María acogerá a sus discípulos a cambio de realizar trabajos arquitectónicos para sus clientes.
Los discípulos vivirán temporalmente en la escuela, entregando como remuneración su propio trabajo. Para ello, existirán unos turnos de enseñanza y unos turnos de trabajo. (por ejemplo media jornada para cada asunto)
Los beneficios producidos de la venta de sus proyectos o servicios, revertirán en María y su casa – escuela.
Volviendo de nuevo al entorno profesional de la enseñanza, tengo pendiente reunirme esta semana con D. José María Torres Nadal, catedrático de Proyectos Arquitectónicos de la Universidad de Alicante, para que me pueda dar las pautas más adecuadas para la transmisión de la enseñanza a los alumnos de arquitectura, así como el entorno que considera más adecuado para ello.

Bibliografía
• Ricardo Tejeiro y Jorge L. Gómez Vallecillo (2012). El sistema educativo español: estructura y funcionamiento. Málaga: El Gato Rojo Editorial.
• Breve historia de la educación desde una perspectiva diferente, por el Dr. Peter Gray.
• Gropius, Walter. La nueva arquitectura y La Bauhaus. Editorial Lumen 1966, ISBN 84-264-1005-7
• Droste, Magdalena. Bauhaus [castellano]. Editorial Taschen 2006 ISBN 3-8228-5000-4
• Wick, Rainer. Pedagogía de la Bauhaus. Madrid, Alianza Editorial, 1993. ISBN 84-206-7054-5

Nombre – the CloUD

Nombrando la “Casa”
Estos últimos días han sido imprescindibles para mi proyecto, para mi oferta de casa para María Langarita. Durante estos días, releyendo y analizando toda la documentación generada al respecto, he podido imaginar el proyecto realizado, y he descubierto a su vez sus carencias y virtudes. Pero esta semana teníamos el cometido de “nombrar” la Casa, tarea que a su vez es fácil y difícil.. No se trata de colocar un simple “nombre”un “cartel” a la Casa, debía de ser un nombre acertado, que transmita sensaciones, un nombre que defina lo mejor posible nuestra creación en todos sus aspectos.
Mi oferta para María Langarita consiste en una Casa-Exposición itinerante- Aula-Museo-, etc.., de sus creaciones, investigaciones relacionadas con el mundo que desarrolla; la arquitectura. Una Casa en la que María pueda desnudar todo lo suyo.
Esta casa trasladable, se situará temporalmente en las cubiertas de edificios emblemáticos de las grandes ciudades (como la arquitectura que María produce), creando una simbiosis con la Comunidad o propiedad que habite.
Leyendo bibliografía, he podido conocer nombres de proyectos relacionados con el arte y museos como:
Moma = son las iniciales Museum of Modern Art (NYC)
Museo del Louvre= toma su nombre de la palabra franca leovar o leower, que quería decir lugar fortificado.
Es muy generalizado el uso del lugar donde se ubica un museo para nombrarlo, creando así una relación cercana con los lugares donde se alojan. En el caso de mi propuesta el lugar es temporal, por lo que no podríamos aplicar este concepto.
En cuanto a otra forma de nombrar los Museos, lugares de exposición, etc.. Podría ser por unas iniciales del propio nombre (este es el caso del Moma de NY). Para mi propuesta encuentro difícil relacionar unas iniciales de un lugar concreto o una actividad concreta para esta “Casa”, pues considero fundamental que todo lo que gire en torno a la misma no sea nada estático ni nada de lo que la Casa y María no se puedan desprender llegado el momento de su traslado. Es mi objetivo que el nombre se pueda trasladar con la misma libertad que la casa.
Me viene a la mente la arquitectura cinematográfica de la película titulada Oblivion que para los angloparlantes significa “olvido”. En ella se muestra una casa en las alturas con una arquitectura futurista imposible y muy singular diseñada por el arquitecto y director de cine, Joseph Kosisnki. Esta “casa” inspiró para mí un lugar evocador e idílico para la Casa para María Langarita. Un lugar con unas vistas privilegiadas del skyline de las grandes ciudades donde se ubique.
oblivion_movie_sky_tower
Por lo descrito he decidido nombrarla como la nube=thE cLoUD por la semejanza con este elemento de la naturaleza de todos los mecanismos de ubicación y simbiosis que pretendo incorporarle.
La nube, simbiotiza constantemente con el entorno, surge de él, se traslada a otro entorno y vuelve a simbiotizar con él, devolviendo lo que de otro ha cogido, su humedad, su agua, y así desaparece y volverá a aparecer cíclicamente en otro lugar.
La nube es bonita en sus formas, dispersa, sus formas indefinidas y su color mimetiza con el entorno. La nube está en las alturas con unas vistas privilegiadas de la ciudad, y así es mi propuesta para la Casa para María Langarita.

Por, Oarchitects – Manuel Martínez